23.2 C
Nueve de Julio
sábado, diciembre 14, 2019
sábado, diciembre 14, 2019
More

    Día de la Gratuidad de la Enseñanza Universitaria Pública  

    El 22 de noviembre de 1949 el Presidente Juan Domingo Perón sancionó el Decreto de
    Gratuidad de la Enseñanza en Universidades Públicas. Desde entonces, todos los
    argentinos, y en especial los hijos de trabajadores y de dueños de mini pymes
    agropecuarias, industriales, comerciales y de servicios, pueden acceder a la formación
    universitaria. Esa política de vital relevancia cultural, científica y económica mejoró la
    creación, transformación y distribución de la riqueza producida socialmente. Posibilitó
    el ascenso social a millones de compatriotas, a quienes más allá de sus meritorios
    esfuerzos individuales, les hubiera sido casi imposible acceder a estudios superiores en
    forma gratuita.

    Aquel decreto, ignorado como tantas otras realizaciones transformadoras del peronismo,
    y pese a dictaduras cívico militares y a gobiernos no populares (la alianza PRO-UCR
    quitó 30% al presupuesto educativo), no pudo ser revertido en 70 años de vigencia. Se
    mejoró en 2015 el derecho a la gratuidad en las universidades públicas, eliminando el
    arancelamiento, promoviendo igualdad de oportunidades y condiciones en el acceso,
    reconociendo identidades de género y culturas, generando integración regional,
    aportando el Estado el financiamiento, supervisión y fiscalización. Además, se les
    prohíbe realizar ofertas educativas como un servicio lucrativo, o alentar su
    mercantilización.
    El Estado a fines del S XIX había organizado con éxito un régimen de educación
    primaria gratuito y obligatorio, que se mantuvo en crecimiento pero sin cambios
    relevantes hasta el arribo de Perón al Gobierno en 1946. Desde ese momento, la mayor
    inversión en educación aportó a la reducción de desigualdades. Se cambió el sistema
    heredado, de igualdad liberal formal, por otro basado en la justicia social. La presencia
    del Estado y el acceso de los obreros y trabajadores a nuevos derechos, generó
    posteriores políticas públicas emancipadoras, de inclusión y protección.
    La solidez del sistema universitario gratuito tiene deudas de reconocimiento en la
    tradición: (Universidad Nacional de Córdoba (1613), Universidad de Buenos Aires
    (1821), Universidad Nacional del Litoral (1889), Universidad Nacional de La Plata
    (1905) y en la Reforma Universitaria de 1918 iniciada en Córdoba, proyectada hacia
    centros educativos diversos, para progresar como movimiento latinoamericano). Esos
    antecedentes hacen que la universidad pública sea democrática en su organización,
    popular en su composición y socialmente comprometida con su medio.
    El impacto del decreto de Perón amplió el fortalecimiento y expansión del sistema
    universitario nacional y concretó el impulso verdaderamente democratizador abierto en
    1918. Hasta 1984 había 26 universidades nacionales, 38 hasta 2001, y 59 en 2015. La
    matrícula del estudiantado pasó de 51.272 en 1947, a 143.542 en 1955, y a 1.495.000 en
    2015. La inversión en educación superior pasó del 0,53 % del PBI a 1,25% en 2015. Las
    becas universitarias pasaron de 2.726 en 2003 a 67.464 en 2015.
    Es por ello que las políticas públicas en todos los órdenes y en educación en particular
    son vitales a la hora de la conformación de un país y sus bases para el desarrollo. La
    inversión en educación superior y por ende la accesibilidad irrestricta a la misma son las
    que promueven que un Estado se desarrolle Democrática, Cultural y económicamente.
    Bloque de Concejales FpV-PJ:
    Julia Crespo
    Alberto Capriroli
    Andrea Buceta

    Últimas noticias